Demonios

Casi cualquier noche

Demonios

Y no hay de otra mas que aprender,

a dormir con nuestros demonios.

Sin importar cuan seguido,

allanen nuestra morada.

Y es que la única forma de librarse,

de cualquier acecho,

es conciliando el sueño,

que es ahí donde alcanzamos el cielo.

Te deseo de todo corazón,

que te reconcilies con ellos.

Nadie nos nombró policías,

ni de buenas o malas intenciones.

Duerme bien contigo,

que nuestros demonios acechan,

duerme tranquilo,

querido amigo mío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s